¿Qué es un pangolín? No, no te lo han servido en vez de pollo en ese restaurante chino

dibujo pangolin animal
Dibujo de Pangolín



Con el auge del coronavirus y sus posibles orígenes, Internet se pregunta qué es un pangolín. Este animal en peligro de extinción se ha convertido en noticia y es que las sospechas están sobre él.

El pangolín


El pangolín es un mamífero en peligro de extinción que destaca por su anatomía. Tiene el cuerpo cubierto de escamas, desde la cabeza a la cola, algo excepcional en mamíferos y que hace a mucha gente pensar que son reptiles.

Su mecanismo de defensa principal es protegerse a sí mismo formando una bola, lo que le defiende del mundo salvaje, pero hace que los humanos puedan capturarlo fácilmente, pues no se defiende atacando. Además, son animales principalmente nocturnos y por el día son especialmente vulnerables.

Seguramente la facilidad de atraparlo y los usos culinarios y medicinales que se le da en la cultura asiática, provocan que este animal esté a la cabeza en las listas de animales más traficados ilegalmente.

El pangolín se alimenta de hormigas y otros insectos pequeños como las termitas.

¿Es el culpable del coronavirus?


Tras la crisis del coronavirus, se ha identificado una cepa del virus muy similar en pangolines, así como en murciélagos. Esto llevó a los científicos a pensar que el posible origen del virus podía proceder del pangolín, especialmente en China, donde sus escamas forman parte de muchos remedios de la medicina tradicional y, además, su carne es considerada un manjar. Como la caza y consumo de este animal está prohibido, el control sanitario sobre la carne de pangolín es escaso.
Sin embargo, aunque podría ser un transmisor intermediario de la enfermedad, no hay pruebas definitivas de que el origen del coronavirus esté en estos animales.

No, la comida del restaurante chino de la esquina no tiene pangolín escondido


A partir de esta noticia y del desconocimiento de la población en general, algunos clientes de restaurantes chinos seguidos por prejuicios se preguntan si aquel día que se pidieron pollo les habrían engañado y les hubiesen dado gato por libre, o mejor dicho pangolín por pollo.
La respuesta es muy sencilla: no. La carne de pangolín no solo está prohibida, sino que, por ello, cuesta mucho dinero. Atrapar al animal ilegalmente, trasportarlo desde la zona de Asia hasta el restaurante más cercano pasando por varias aduanas y ¡venderlo a precio de pollo a gente que no lo considera un manjar!

En definitiva, es posible que el pangolín chino sea transmisor del coronavirus, pero no te preocupes, desgraciadamente por su peligro extremo de extinción, no te cruzarás con uno.


Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente