Llamada a emergencias de un niño de once años

"Mi madre se ha caído y está dormida". Así le contaba Mohamed, un niño de once años, al 112. La madre se había caído y en consecuencia del golpe se había desmayado.
Mohamed y su hermano de 6 años se encontraban solos con su madre en casa de manera que fue el mayor de los niños el que tuvo que llamar a emergencias.
Finalmente, la llamada que ha trascendido a los medios, se ha hecho viral:



Tras ser atendida por los servicios médicos por el desvanecimiento, la madre se encuentra perfectamente y todo quedó en un susto.

¿Muchas preguntas irrelevantes?

En los comentarios de la noticia muchos se preguntan si no tardan demasiado tiempo en enviar la ayuda. Hacen preguntas que el operador debería saber ya: el número de teléfono incluso la edad del hermano pequeño. La realidad es que estas preguntas están pensadas para tranquilizar al niño

En el sistema los números de teléfono son localizados e incluso pueden estar ya enlazados al perfil médico del paciente. Mientras se intenta tranquilizar al menor, simplemente confirman datos mientras la ayuda ya va en camino.

Cómo enseñar a los niños

Definitivamente, los niños deberían ser capaces de llamar a emergencias si ellos o alguien que está con ellos lo necesita, pero ¿cómo enseñar a niños pequeños? Por un lado queremos darle la información y por otro lado explicarles que solo se debe hacer en caso de emergencia.

Una de las formas que utilizan para enseñar a los niños es la regla memotécnica: tenemos 1 boca, 1 nariz y 2 ojos. Por otro lado, está bien enseñarle a los niños que la llamada de emergencia se puede realizar incluso con el móvil bloqueado. Aunque son más listos que el hambre y desbloquean los móviles sin problema: puede no ser tu móvil el que tengan que usar.

Otro punto que se nos suele olvidar es que también hay que enseñar a los que en estos casos sí está bien abrir la puerta. A diario le decimos a los niños que no abran a desconocidos pero en este caso tendrán que abrir al servicio de emergencia y ser capaces de hacerlo: dónde están las llaves, cómo desbloquear el pestillo... Y lo más importante: indicarles que no pierdan la calma, que vendrá alguien a ayudar.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente